‘Morir en Berlín’ es un proyecto, compuesto de una serie de 30 fotografías y de un vídeo, titulado como la serie, de una duración de 4 a 6 minutos. Este trabajo se plantea bajo una doble lectura : un retrato humano del Berlín actual y una exploración paralela de aspectos tales como el renacimiento y la muerte, entendendidos como ciclo vital.

Este trabajo se encuentra vinculado a las diferentes series de fotografías y vídeos que he realizado en los ultimos cuatro años : ‘Sobre vacio’/2009, ‘La herida’ /2008 y ‘Emotions’/2006-07, que indagan sobre el sentimiento, la complejidad de las emociones, la pasión, el dolor, la soledad…
‘Morir en Berlin’ nace de una vivencia personal : el fallecimiento repentino mi hermano en Enero de 2010, cuando me encontraba en Berlín. Un mes después comencé a trabajar en el proyecto. A nivel personal, representa la voluntad de transformar en algo bello el sentimiento de tristeza y vacío que me invadió.
Berlín es una ciudad de contrastes, vibrante, donde cohabitan su pasado dramático latente y una efervescencia que calificaría de ‘nutritiva’.
He planteado la serie como un retrato contemporáneo, una crónica humana a través de la multiplicidad y pluralidad berlinesa : artistas, músicos, camareros, gente anónima que solicito en la calle... En este punto radica la importancia de que los retratos sean numerosos y variados.
Son retratos en el sentido clásico de su significado, del binomio ‘identidad-representación’. Cuando propongo a la gente su participación, les pido literalmente representar su propia muerte a través de su cuerpo despojado. Si lo desean pueden posar con algun objeto simbólico para ellos. Después de fotografiarlos, trabajo los retratos enterrándolos bajo el hielo del Spree, del que he hecho centenares de fotos cuando se encontraba helado.

El fuerte contraste de las estaciones en Berlín, nevado durante meses y la explosión repentina de la primavera, hace presente el espíritu romántico alemán en su supremacía del sentimiento... tumultuoso, melancólico, desesperado...
Los retratos helados (las imagénes se titulan todas ‘Lágrimas heladas’) juegan con la doble idea de ‘permanencia-ausencia’. La muerte es un tema universal tanto como el amor, vida y muerte están íntimamente ligadas. La puesta en escena de los cuerpos bajo el hielo del río funciona como una metáfora : atrapados en el río. El río como representación de la vida, en constante movimiento, pero paralizado - puesto que helado/muerto durante el invierno, a la espera de la primavera en la que renace de nuevo el ciclo vital.

   
Lágrimas heladas Carmen #1
       

Fue en Berlín, en invierno. La luz
era sin luz, sin cielo el cielo.
El aire blanco como un pan mojado’

(“Caballos”. Extravagario. Pablo Neruda)